NOVICIADO LATINOAMERICANO (LLORENTE DE TIBÁS)

Dirección:
Llorente de Tibás
San José (Costa Rica)

Compartimos nuestra casa con la comunidad de Hermanas mayores. La cercanía y el testimonio de las Hermanas, son una oportunidad para aprender y crecer. Se colabora con alegría y responsabilidad en las labores de la casa.

Nuestros vecinos son gente sencilla y con algunos de ellos compartimos la Eucaristía diaria y dominical, en nuestra capilla. 

En casa se recibe la formación humana, religiosa y congregacional. Se asiste un día a la semana a formación intercongregacional, abarcando los contenidos de Teología.

Mensualmente se participa en encuentros intercongregacionales, que además de formación nos ofrecen espacios de esparcimiento y convivencia.

Las novicias de segundo año realizan alguna labor apostólica. 

Las actividades que generalmente hemos desarrollado han sido catequesis con los niños de pobres pertenecientes a nuestra parroquia, en ocasiones se atiende espiritualmente a las privadas de libertad y se procura cercanía con los indigentes de la estación de buses que frecuentamos para llegar a nuestra casa en San José.

Al finalizar esta etapa del noviciado, la Hermana realiza ejercicios espirituales como parte de la preparación inmediata a su Profesión Temporal por un año. Hecha la profesión temporal,  la Hermana adquiere los derechos y deberes que le corresponden según las Constituciones de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana y pasa a ser joven profesa, juniora.

Coordenadas de ubicación:
https://maps.google.com/maps?q=9.9553991%2C-84.0678815&z=17&hl=es


El noviciado es el período de iniciación a la vida religiosa en una determinada congregación, en el que la novicia conoce y experimenta el nuevo estilo de vida que la Congregación le ofrece como medio de preparación a la consagración religiosa y para que pueda comprobarse su intención e idoneidad. 

Es el tiempo para que la persona que experimenta la llamada del Señor a la vida consagrada, viva de una manera pedagógica, gradual, radical y total la preparación a la consagración religiosa.

Es prioritariamente un tiempo de interiorización que favorece el crecimiento espiritual de la novicia y la prepara para asumir las exigencias de la consagración, según el propio Carisma.

El noviciado debe realizarse en una casa legítimamente designada para este fin y bajo la dirección de la Maestra, quien, como acompañante espiritual, debe prestar una atención muy particular a cada persona, para caminar a su paso y adaptarle el contenido y la pedagogía de formación que se le propone.

Los miembros de la comunidad formativa colaborarán seriamente en la formación de la novicia con el ejemplo de su vida y con la oración.

En nuestra congregación este período dura dos años, de los cuales el primero constituye el año canónico.

Click aquí si quieres descargar nuestro vídeo...

  • Comparte:
  • Comunidad que atiende este centro

Noviciado

  • Galería de imágenes

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar