S. Leonardo de Porto Mauricio

  • Italia

Nació en Puerto Mauricio, en la riviera italiana, en 1676. Entró joven aún en la Orden de los Hermanos Menores, proponiéndose desde el noviciado imitar lo más fielmente posible la vida de San Francisco. Y lo logró.

Ordenado sacerdote el 23 de septiembre de 1702. Pasaba su vida en la oración y el estudio, pues fue nombrado profesor de filosofía de los clérigos de su convento-retiro de San Buenaventura al Palatino. Pero al enfermarse de tuberculosis debió abandonar este oficio y los médicos lo enviaron a respirar el aire de su tierra natal en las playas de la Liguria. Una vez curado, por más de 40 años, se dedicó a la predicación.

Ya desde su sola presentación, su figura era una predicación: austero, delgado y ardiente en fe y amor. La retórica de San Leonardo, muy acorde con la época, no rehuía los signos exteriores que golpearan y movieran a la contrición, a las lágrimas, a la abundancia de los afectos. En este clima se sitúa la gran devoción del Via Crucis, del cual fue el más eminente y convencido propagador. Dejó algunas obras escritas, desde simples propósitos, hasta obras de ascética y de predicación.

San Leonardo logró cumplir algo que había deseado durante muchos años: poder erigir un Viacrucis en el Coliseo de Roma (que era un estadio inmenso para los espectáculos de los antiguos romanos, en el cual cabían 80,000 espectadores. Fue construido en tiempos de Vespasiano y Tito, año 70, y siempre había estado destinado a fines no religiosos. Sus impresionantes ruinas se conservan todavía). Desde San Leonardo se ha venido rezando el Viernes Santo el Viacrucis en el Coliseo, y casi siempre lo preside el Papa.

Acabó su última misión el 24 de octubre de 1751 en las montañas de Bolonia; el 26 de noviembre, próximo a cumplir setenta y cinco años, moría en su amado retiro de San Buenaventura de Roma.

La fórmula de la espiritualidad de San Leonardo consistió en la equilibrada combinación de contemplación y acción. O como decía él mismo al definir su vocación: «Misión, estando siempre ocupado por Dios; soledad, estando siempre ocupado en Dios».

  • Comparte:

noviembre 2022

Día 1 Todos los santos
Día 2 Fieles difuntos
Día 3 San Martín de Porres Perú
Día 4 San Carlos Borromeo Italia
Día 6 San Severo España
Día 7 Beato Francisco Palau y Quer España
Día 8 Beata Isabel de la Trinidad
Día 9 Dedicación de la Basílica de Letrán de Roma Italia
Día 10 San León Magno, Papa Italia
Día 11 San Martín de Tours
Día 12 San Millán de la Cogolla España
Día 13 San Leandro España
Día 14 San Nicolás Tavelic
Día 15 San Alberto Magno India
Día 16 Santa Gertrudis
Día 17 Santa Isabel de Hungría
Día 18 Dedicación de las basílicas de S. Pedro y S. Pablo de Roma Italia
Día 19 San Odón de Cluny Francia
Día 21 Presentación de María
Día 22 Santa Cecilia, patrona de la música
Día 23 San Clemente, Papa
Día 24 Santas Flora y María España
Día 26 S. Leonardo de Porto Mauricio Italia
Día 27 San José Pignatelli España
Día 28 Santa Catalina Debouré Francia
Día 29 San Saturnino Francia
Día 30 San Andrés, Apóstol

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar