inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
  Estás en... hoy es el día de...
lunes, 18 de diciembre de 2017 
Próximamente...

San Alberto de Sicilia
FECHA     07/08/2018
PAÍS     Italia
Benito Degil Abatti y Juana Palizi eran un matrimonio modelo que vivían cerca de la ciudad de Trápani, en la bella Sicilia. Allí, en Trapani, tenían un convento los religiosos carmelitas que gozaba de un gran renombre por la santidad de los religiosos que allí moraban. Este matrimonio profesaba una tierna devoción a la Virgen María que en aquella iglesia se veneraba. A ella le hicieron un día esta promesa: "Madre, ya llevamos 26 anos casados y sin tener descendencia. Si ha de ser para gloria de tu Hijo y tuya y para bien de la humanidad os rogamos nos concedáis descendencia y os prometemos consagrarla a vuestro servicio". Los dos estaban de acuerdo en aquella común oración que casi sin darse cuenta salía de los labios de ambos.
Poco tiempo después les nacía un hermoso niño al que pusieron por nombre Alberto. Procuraron educarlo lo mejor que pudieron. Su padre, cuando todavía Alberto era muy niño, ya trataba de prepararle un ventajoso matrimonio, según era costumbre de la época, pero su esposa Juana le hizo desistir al recordarle el voto que habían hecho de común acuerdo. Benito reflexionó y comprendió que Juana tenía razón y así expusieron a Alberto que eligiera lo que él quisiera. Que se sintiera completamente libre. Y, Alberto, después de una madura reflexión, dijo a sus padres:
"Dadme vuestra bendición porque veo con toda claridad que el Señor me llama a que forme parte de la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo que habitan en Trapani".
Con la bendición de sus progenitores, cuando apenas contaba la edad de ocho años, atravesó los umbrales del Carmelo. Fue recibido con gran alegría por aquellos venerables religiosos. Pronto se dieron cuenta que aquel regalo que les había hecho el Señor era toda una maravilla: No parecía niño sino un muy aventajado religioso, por lo menos en cuanto a las cosas de Dios se refería. Se entregó al estudio y bajo la dirección de un experimentado religioso trató de aprender las ciencias de su tiempo con toda seriedad y gran aprovechamiento. Todos quedaban admirados de los progresos que hacía y todos pronosticaban que el Señor obraría cosas grandes por medio de aquel pequeño carmelita.
Una vez ordenado sacerdote, los superiores lo destinaron al convento de Messina donde realizó muchos prodigios, sobre todo alimentando a toda la ciudad cuando estaba sitiada. Sin saber cómo ni de dónde, pero él hacía que llegasen cargamentos llenos de alimentos para toda la ciudad. Todos quedaban atónitos al oírle predicar de las grandezas del Señor y de la Virgen María.
La iconografía lo pinta con el Niño Jesús en sus brazos porque gozó de la compañía de este Divino Niño con efluvios de amor y con mucha frecuencia.
Gozó de gran fama de obrador de milagros. Son innumerables los que se cuentan que el Señor obró por su medio: Curaba enfermedades corporales y espirituales. Echaba demonios. Sanaba aguas envenenadas. Sobre todo se hizo famosa el agua que él bendecía, Con ella curaban de toda clase de enfermedades, especialmente acudían a él las jóvenes que estaban a punto de dar a luz y tenían peligro de perder su descendencia o de morir ellas. Las bendecía, bebían de aquella agua milagrosa y quedaban curadas o daban a luz con la mayor facilidad y sin dolor, alguno.
Desempeñó varios cargos en su Provincia carmelitana y llegó a ser hasta Provincia! de la misma. Lleno de méritos, el 7 de agosto del 1307, partía a la eternidad con la jaculatoria en sus labios: "A tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu". Dicen que dos ángeles entonaron las palabras iniciales de la Misa de Confesor: "Os justi meditábitur sapientiam".
  AGOSTO
  Día 1 San Alfonso María de Ligorio  
  Día 2 Nuestra Señora de los Angeles  
  Día 3 Santa Lidia  
  Día 4 San Juan María Vianney  
  Día 5 Dedicación Basílica de Santa María  
  Día 6 La Transfiguración del Señor  
  Día 7 San Alberto de Sicilia  
  Día 8 Santo Domingo de Guzmán  
  Día 9 Santa Edith Stein  
  Día 10 San Lorenzo  
  Día 11 Santa Clara  
  Día 12 Beato Inocencio XI, Papa  
  Día 13 San Hipólito y San Ponciano, mártires  
  Día 14 San Maximiliano Kolbe  
  Día 15 Asunción de María al Cielo  
  Día 16 San Roque  
  Día 17 Santa Beatriz de Silva  
  Día 18 Santa Elena  
  Día 19 Aniversario de la muerte del Venerable P. Juan Bonal  
  Día 20 San Bernardo  
  Día 21 San Pio X  
  Día 22 Santa María Reina  
  Día 23 Santa Rosa de Lima  
  Día 24 San Bartolomé  
  Día 24 Aniversario del nacimiento del Venerable P. Juan Bonal  
  Día 25 San José de Calasanz  
  Día 26 Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars  
  Día 27 Santa Mónica  
  Día 28 San Agustín  
  Día 29 Martirio de San Juan Bautista  
  Día 30 Aniversario de la muerte de la Beata M. María Ràfols  
  Día 31 San Ramón Nonato  
 Este mes además...
2018 ~ agosto
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011