inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
Política de privacidad
  Estás en... hoy es el día de...
domingo, 17 de enero de 2021 
Próximamente...

2 Domingo de Navidad – B (Juan 1,1-18)
FECHA     03/01/2021
PAÍS     
VIVIR SIN ACOGER LA LUZ
Todos vamos cometiendo a lo largo de la vida errores y desaciertos. Calculamos mal las cosas. No medimos bien las consecuencias de nuestros actos. Nos dejamos llevar por el apasionamiento o la insensatez. Somos así. Sin embargo, no son esos los errores más graves. Lo peor es tener planteada la vida de manera errónea. Pongamos un ejemplo.
Todos sabemos que la vida es un regalo. No soy yo quien he decidido nacer. No me he escogido a mí mismo. No he elegido a mis padres ni mi pueblo. Todo me ha sido dado. Vivir es ya, desde su origen, recibir. La única manera de vivir sensatamente es acoger de manera responsable lo que se me da.
Sin embargo, no siempre pensamos así. Nos creemos que la vida es algo que se nos debe. Nos sentimos propietarios de nosotros mismos. Pensamos que la manera más acertada de vivir es organizarlo todo en función de nosotros mismos. Yo soy lo único importante. ¿Qué importan los demás?
Algunos no saben vivir sino exigiendo. Exigen y exigen siempre más. Tienen la impresión de no recibir nunca lo que se les debe. Son como niños insaciables, que nunca están contentos con lo que tienen. No hacen sino pedir, reivindicar, lamentarse. Sin apenas darse cuenta se convierten poco a poco en el centro de todo. Ellos son la fuente y la norma. Todo lo han de subordinar a su ego. Todo ha de quedar instrumentalizado para su provecho.
La vida de la persona se cierra entonces sobre sí misma. Ya no se acoge el regalo de cada día. Desaparece el reconocimiento y la gratitud. No es posible vivir con el corazón dilatado. Se sigue hablando de amor, pero «amar» significa ahora poseer, desear al otro, ponerlo a mi servicio.
Esta manera de enfocar la vida conduce a vivir cerrados a Dios. La persona se incapacita para acoger. No cree en la gracia, no se abre a nada nuevo, no escucha ninguna voz, no sospecha en su vida presencia alguna. Es el individuo quien lo llena todo. Por eso es tan grave la advertencia del evangelio de Juan: «La Palabra era luz verdadera que alumbra a todo hombre. Vino al mundo… y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron». Nuestro gran pecado es vivir sin acoger la luz.
José Antonio Pagola
Santa Genoveva
FECHA     03/01/2021
PAÍS     Francia
Nace muy cerca de París, en Nanterre. Su vida de oración y penitencia irradia caridad y renombre de prodigio. Al morir sus padres, deja Nanterre y marcha a París donde vive su madrina.

En tiempos turbulentos protegió a la ciudad cuando primero los hunos y luego los francos estaban a punto de arrasarla. Años más tarde se entrega ejemplarmente, y con extraña eficacia, a superar el pánico del hambre.

Las profecías y los milagros la envuelven, y su fama llega muy lejos: Simeón Estilita, desde lo alto de su columna en el desierto sirio, al ver a galos entre la multitud que acude a visitarle, les pregunta por Genoveva, de la que ha oído hablar. Cuando el imperio romano cede el paso a la monarquía franca, Santa Genoveva con su prestigio contribuye a la cristianización del nuevo pueblo.

Muy venerada por él y por sus obispos, por sus reyes Childerico y Clodoveo, y por la reina Santa Clotilde, muere nonagenaria, tras haber iluminado con su presencia santa el París del siglo V.
Su Iglesia llegará a ser el Panteón de los grandes hombres de Francia.

  ENERO
  Día 1 Jornada Mundial de la Paz  
  Día 2 San Basilio   
  Día 2 San Gregorio Nacianceno  
  Día 3 2 Domingo de Navidad – B (Juan 1,1-18)  
  Día 3 Santa Genoveva  
  Día 4 San Rigoberto  
  Día 5 San Simeón Estilita  
  Día 6 Epifanía del Señor  
  Día 6 Epifanía del Señor – B (Mateo 2,1-12)  
  Día 7 San Raimundo de Peñafort  
  Día 8 San Severino  
  Día 9 San Eulogio de Córdoba  
  Día 10 Bautismo del Señor – B (Marcos 1,7-11)  
  Día 10 Beata Dolores Rodríguez Sopeña  
  Día 11 San Higinio, papa  
  Día 12 San Benito Biscop  
  Día 13 San Hilario de Poitiers  
  Día 14 San Félix de Nola  
  Día 15 San Mauro Abad  
  Día 16 San Fulgencio  
  Día 17 2 Tiempo ordinario – B (Juan 1,35-42)  
  Día 17 San Antonio Abad  
  Día 18 Santa Prisca  
  Día 19 Beato Marcelo Spínola, cardenal y fundador  
  Día 20 San Sebastián  
  Día 21 Santa Inés  
  Día 22 San Vicente mártir  
  Día 23 San Ildefonso  
  Día 24 San Francisco de Sales  
  Día 25 Aniversario del nacimiento de M. Pabla Bescós  
  Día 25 La conversión de San Pablo  
  Día 26 San Timoteo  
  Día 26 San Tito  
  Día 26 Aniversario del nacimiento del P. Juan Buj  
  Día 27 Santa Ángela de Mérici  
  Día 28 Santo Tomás de Aquino  
  Día 29 San Valero  
  Día 30 Santa Martina  
  Día 31 San Juan Bosco  
 Este mes además...
2021 ~ enero
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011