inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
Política de privacidad
  Estás en... hoy es el día de...
miércoles, 21 de agosto de 2019 
Próximamente...

7 Tiempo ordinario – C (Lc 6,27-38)
FECHA     24/02/2019
PAÍS     
SIN ESPERAR NADA
¿Por qué tanta gente vive secretamente insatisfecha? ¿Por qué tantos hombres y mujeres encuentran la vida monótona, trivial, insípida? ¿Por qué se aburren en medio de su bienestar? ¿Qué les falta para encontrar de nuevo la alegría de vivir?
Quizás, la existencia de muchos cambiaría y adquiriría otro color y otra vida, sencillamente si aprendieran a amar gratis a alguien. Lo quiera o no, el ser humano está llamado a amar desinteresadamente; y, si no lo hace, en su vida se abre un vacío que nada ni nadie puede llenar. No es una ingenuidad escuchar las palabras de Jesús: «Haced el bien… sin esperar nada». Puede ser el secreto de la vida. Lo que puede devolvernos la alegría de vivir.
Es fácil terminar sin amar a nadie de manera verdaderamente gratuita. No hago daño a nadie. No me meto en los problemas de los demás. Respeto los derechos de los otros. Vivo mi vida. Ya tengo bastante con preocuparme de mí y de mis cosas.
Pero eso, ¿es vida? ¿Vivir despreocupado de todos, reducido a mi trabajo, mi profesión o mi oficio, impermeable a los problemas de los demás, ajeno a los sufrimientos de la gente, me encierro en mi «campana de cristal»?
Vivimos en una sociedad donde es difícil aprender a amar gratuitamente. Casi siempre preguntamos: ¿Para qué sirve? ¿Es útil? ¿Qué gano con esto? Todo lo calculamos y medimos. Nos hemos hecho a la idea de que todo se obtiene «comprando»: alimentos, vestido, vivienda, transporte, diversión… Y así corremos el riesgo de convertir todas nuestras relaciones en puro intercambio de servicios.
Pero, el amor, la amistad, la acogida, la solidaridad, la cercanía, la confianza, la lucha por el débil, la esperanza, la alegría interior… no se obtienen con dinero. Son algo gratuito que se ofrece sin esperar nada a cambio, si no es el crecimiento y la vida del otro.
Los primeros cristianos, al hablar del amor utilizaban la palabra «ágape», precisamente para subrayar más esta dimensión de gratuidad, en contraposición al amor entendido solo como «eros» y que tenía para muchos una resonancia de interés y egoísmo.
Entre nosotros hay personas que solo pueden recibir un amor gratuito, pues no tienen apenas nada para poder devolver a quien se les quiera acercar. Personas solas, maltratadas por la vida, incomprendidas por casi todos, empobrecidas por la sociedad, sin apenas salida alguna en la vida.
Aquel gran profeta que fue Helder Cámara nos recuerda la invitación de Jesús con estas palabras: «Para liberarte de ti mismo, lanza un puente más allá del abismo que tu egoísmo ha creado. Intenta ver más allá de ti mismo. Intenta escuchar a algún otro, y, sobre todo, prueba a esforzarte por amar en vez de amarte a ti solo».
José Antonio Pagola
San Sergio
FECHA     24/02/2019
PAÍS     
Según las historias, Sergio habría sido un magistrado romano, que ejerció su oficio con gran éxito. Dejó su vida de lujo y se hizo monje. En Cesarea de Capadocia (actual Turquía) se celebraba una gran fiesta en honor de Júpiter para darle gracias por la llegada feliz de Sapricio, que traía la orden del emperador Diocleciano (284-303) para poner en marcha la persecución contra los cristianos. Sergio coincidió en Cesarea con esta fiesta.

En plena celebración avanzó en medio de la multitud. Retó en público a Sapricio: "Tus dioses serán incapaces de sostenerse en pie si yo invoco a mi Dios". Invocó el nombre de Jesús contra los ídolos. Éstos cayeron de sus pedestales hechos añicos. El pueblo gritó enfurecido. Sergio fue sometido a juicio. Se le aplicaron diversos tormentos, pero ninguno le hizo daño. Entonces fue decapitado el 24 de febrero del año 304, en la misma ciudad de Cesarea. A continuación lo despedazaron en la plaza pública. Su fiesta se celebra el 24 de febrero.

  FEBRERO
  Día 1 Santa Brígida de Irlanda  
  Día 2 Presentación del Señor  
  Día 3 San Blas  
  Día 3 4 Tiempo ordinario – C (Lc 4,21-30)  
  Día 4 San Juan de Brito  
  Día 5 Santa Águeda  
  Día 6 San Pablo Miki y compañeros mártires  
  Día 7 San Ricardo  
  Día 8 San Jerónimo Emiliano  
  Día 9 San Miguel Febres Cordero   
  Día 10 Santa Escolástica  
  Día 10 5 Tiempo ordinario – C (Lc 5,1-11)  
  Día 11 Nuestra Señora de Lourdes  
  Día 12 Santa Umbelina  
  Día 13 Jorán de Sajonia  
  Día 14 San Cirilo y San Metodio  
  Día 15 San Claudio de la Colombière  
  Día 16 Santa Juliana  
  Día 17 Siete santos fundadores de los Servitas  
  Día 17 6 Tiempo ordinario – C (Lc 6,17.20-26)  
  Día 18 San Simeón  
  Día 19 San Álvaro de Córdoba  
  Día 20 Aniversario de la muerte de M. Pabla Bescós  
  Día 21 San Pedro Damián  
  Día 22 Cátedra de San Pedro  
  Día 23 San Policarpo  
  Día 24 San Sergio  
  Día 24 7 Tiempo ordinario – C (Lc 6,27-38)  
  Día 25 San Valerio  
  Día 26 San Néstor  
  Día 27 San Gabriel de la Dolorosa  
  Día 28 San Román  
  Día 29 San Dositeo  
 Este mes además...
2019 ~ febrero
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011